A la luz de las velas

Pocos accesorios decorativos son capaces de iluminar, añadir calidez y crear mágicos ambientes con la facilidad con la que lo hacen las velas. Basta encender sus mechas y observar cómo cambia nuestro entorno y actitud; crear un ambiente más íntimo y relajado proclive para alargar las noches de verano.

No lo dudes, añádelas a tu decoración. A nosotras particularmente nos gustan en exteriores…

Creando composiciones donde las velas sean las protagonistas, sin mucho más ornamento.

Con faroles de mimbre o ratán, conseguirás una decoración muy natural.

Puedes decantarte por farolillos de metal o metal y vidrio; de corte más moderno para ambientes más minimalistas, o más barrocos para atmósferas más eclécticas y bohemias que nos lleven a Las mil y una noches.

Si lo tuyo no son los excesos, los portavelas muy ligeros de vidrio sin duda serán tus preferidos.

En cuanto a cantidades, puedes mezclar varios tipos de distintos materiales, colores y tamaños, para lograr un espacio con más personalidad y encanto:

O puedes apostar por poner sólo una o dos piezas de gran formato, que sean el centro de todas las miradas:

Y si la tierra se te queda pequeña, hazlos flotar suspendidos en el aire para conseguir un efecto más sorprendente:

¿Te animas a quedar a la luz de las velas?

Imágenes de Pinterest, texto de Olga.

 

Anuncios

2 pensamientos en “A la luz de las velas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s