Por qué los decoradores somos importantes

Cuando te hablábamos en el post anterior de la importancia de tu casa, seguro que caíste en la cuenta de cosas en las que nunca habías reparado. Con el trajín de la vida que llevábamos, nuestras casas prácticamente se habían convertido en lugares de paso a los que casi no les prestábamos atención. Durante la cuarentena no ha habido más remedio que encerrarnos en ellas, hemos pasado en nuestras casas más tiempo que nunca y probablemente te habrás planteado innumerables cambios que te gustaría hacer.

 

La simple idea de tener que abordar esos cambios en soledad, tal vez te abruma y la posibilidad de contratar a un interiorista o decorador, te puede parecer un poco lejano, inaccesible y solo posible para unos pocos. Y seguramente tengas razón, pero no porque la realidad sea así, sino porque es la imagen que nos han transmitido a lo largo del tiempo de cómo son estos profesionales.

Si piensas en un decorador, ¿qué te viene a la mente? Probablemente tengas la idea de una persona poco accesible, con cierto aire snob y muy selecta con los proyectos y clientes que elige. Y es verdad, existen estos decoradores; pero también es verdad que los hay de otro tipo, muy accesibles en el trato, con gran capacidad de adaptación al cliente y dispuestos a ayudar en todo lo que esté en su mano para mejorar la vida de las personas a través de la transformación de  los espacios que disfrutan y habitan.

Nosotras sin duda, nos situamos en este segundo grupo: realizamos proyectos de interiorismo y decoración de calidad, que pueden ser grandes o pequeños, fáciles o complejos, pero lo que es seguro, es que vamos a ser cercanas y accesibles, nos vamos a adaptar a ti y tu estilo de vida y vamos a hacer todo lo posible para que tengas la casa que quieres. Y además, lo hacemos de la forma más respetuosa posible con el medioambiente.

¿Y por qué es importante un decorador?

Los decoradores somos importantes, principalmente porque sabemos de decoración, de colores, de texturas, de combinaciones, de estilos, de textiles, de mobiliario, de iluminación, etc; conocemos todas las reglas y por tanto, sabemos cómo saltárnoslas, sabemos crear y arriesgar sin que el resultado sea un despropósito. Pero además, te vamos a dar unas cuantas buenas razones para contratar uno:

  • Llevamos de la mano a nuestros clientes durante todo el proceso, les acompañamos, les guiamos y les ayudamos a marcar el ritmo para que el trabajo llegue a buen fin, sin cometer errores y sin eternizarnos en el recorrido.
  • Proporcionamos ideas novedosas (lo que el cliente normalmente no conoce), a veces arriesgadas, pero al mismo tiempo vislumbramos lo que perdurará en el tiempo y lo que no, porque, como profesionales, nuestro deber es estar siempre al día.
  • Creamos un concepto estético que se verá reflejado en la vivienda de nuestros clientes en base a toda la información que éstos nos proporcionen. Es decir, sabemos plasmar sus deseos e inquietudes respecto a su vivienda.
  • Sabemos cómo movernos entre instaladores y oficios y por tanto, sabemos qué directrices darles.
  • Conocemos innumerables proveedores, de esta manera buscamos las piezas precisas que se ajusten al proyecto y huimos del concepto de decoración en serie, cada persona es única y su casa también debe serlo.
  • Coordinamos todo lo que implica un proceso de transformación de una vivienda y te aseguramos que son miles de cosas, desde esa primera idea hasta su materialización: planos, obra, pintura, instalaciones, selección de piezas, gestión de compras, etc.
  • Vamos al detalle, a lo que no se ve pero se siente. Piensa por ejemplo, en un tejido natural como el lino y su imitación, para nosotras, desde luego, no son lo mismo, y os enseñamos cómo apreciar lo auténtico de su imitación.
  • A veces incluso (y esto suena a chiste, pero es real) servimos de catalizador, de psicólogos de nuestros clientes y de mediadores en la pareja, en el inicio, transcurso y finalización del proyecto. Es más que habitual que uno de nuestros clientes diga blanco y su pareja diga negro, pero lo bueno es que siempre encontramos un gris que satisfaga a ambas partes. Vamos, que estamos ahí para todo lo que necesitéis.
  • Finalmente, hazte a la idea de que un decorador puede ser una estupenda inversión en tu vida y no un gasto. Por un lado, te ayudamos a elegir bien y gastar lo justo; y por otro, al conseguir la casa que quieres, mejorará tu calidad de vida.  En otras palabras, te ahorramos tiempo, dinero y te hacemos ganar en bienestar.

Recuerda, nos tienes al otro lado. Puedes seguirnos en:
FacebookInstagramTwitterLinkedIn o Pinterest.

Texto, proyectos y fotografías de Diseño Interior Bruto.

Diseñamos y decoramos espacios sostenibles. Cuidamos de ti, cuidamos del planeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s